¡Bienvenidos los cambios!

Existen multitud de cambios que nos asaltan a diario. A todos los niveles y en todos los ámbitos. Personales o laborales; buscados o inesperados; motivados o espontáneos; …

Podríamos decir que en la tipología anterior falta otra “comparativa”: buenos o malos; positivos o negativos; que nos ayudan o que nos perjudican;… Esta óptica, entiendo que debemos obviarla aplicando nuestro “superpoder” particular: la actitud.

En los últimos meses he afrontado varios cambios, tanto a nivel personal cómo profesional. La verdad es que he puesto toda mi actitud “en el asador” de cara a sacar el máximo provecho y aprendizaje de todos ellos, poniendo el foco en aquello que me podían aportar y no tanto en lo que podía salir mal.

Esta forma de afrontar el día a día hace ya tiempo que la vengo aplicando. Hace unas semanas tuve la suerte de coincidir de nuevo con Yanina Wax, profesora, gran profesional y mejor persona en el contexto de una formación, y durante las clases escuché y me quedé con una frase:

“¡Bienvenidos los cambios!”

La formación estaba relacionada con metodologías ágiles, que en los entornos de trabajo actuales, sumamente cambiantes (V.U.C.A. para los ya iniciados 😉), resulta desde mi punto de vista prácticamente imprescindible para ser eficientes, poder desarrollarnos y mejorar nuestras capacidades y competencias.

180521.agile_

Así que la posibilidad de alinear actitud con método, enfoque con tareas, personas con procesos, nos permite trabajar en contextos de crecimiento y desarrollo constantes. En concreto, las metodologías ágiles nos permiten ser flexibles e “inmunes” a los cambios constantes en nuestro entorno, y según el manifiesto ágil:

“Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas”

Las personas en el centro. De ahí que, una metodología con origen y uso mayoritario en el contexto de empresas tecnológicas y de desarrollo de software, tome velocidad y cobre cada vez mayor importancia en la gestión de personas y equipos, con independencia de la empresa y el sector.

Esta visión toma cuerpo en iniciativas como la que ha empezado hoy enn Valencia, con una formación específica de People & Culture Agile, con un enfoque claro a la gestión de personas y el uso de metodologías ágiles en el contexto actual de transformación digital y cultural.

Enhorabuena a los promotores de esta iniciativa pionera, que esperamos sea la primera de muchas y nos ayude a todos a consolidar este cambio de paradigma en la gestión de personas.

Así que ¡BIENVENIDOS LOS CAMBIOS!